Etiquetas

Hace ya unos cuantos días que tenemos a openSUSE 12.3 entre nosotros y unos cuantos días que, como no podía ser de otra forma, la tengo instalada como sistema operativo principal. Lo cierto es que no es una “explosión de sabor” el pasar de una versión de openSUSE a otra, pero quizás en eso radica su grandeza: todo va, simplemente, un poco mejor. De hecho, la única diferencia que aprecié de verdad de respecto a la anterior versión, más allá del nuevo tema visual de KDE, es la velocidad de arranque, sensiblemente superior, lo que siempre es de agradecer (¡parece que por fin han domado a systemd!).

 

opensuse123 500x334 Lo mejor de openSUSE y en qué debería mejorar

 

Total, que en openSUSE 12,3 estoy feliz como una lombriz, y es que las mejoras de la distro, junto con las de mi indispensable KDE, hacen que todo sea como siempre, pero mejor. Y como con esto último ya me repito, dejadme que os cuente cuáles son en mi opinión las grandes bazas openSUSE:

 

 

YaST (Instalador)

 

Reconozco que para el nuevo usuario o el que necesita de pocas opciones, el instalador de sistema de Ubuntu y cía (¡Kubuntu!) es ideal, sencillo y rápido. YaST no es que sea mucho más complicado si te quedas en la superficie, pero basta con bucear un poco entre sus opciones para darse cuenta de las posibilidades que tiene. Así, no es arriesgado afirmar que YaST es el instalador de sistema más completo de GNU/Linux. El manejo de los volúmenes cifrados y la inclusión de repositorios personalizados son dos de mis detalles favoritos.

 

Además, YaST también es un instalador rápido (10 minutos tardé yo en ver aparecer el escritorio ante mí) y muy fiable. Y si por casualidad algo falla, al rescate llega YaST en modo texto, con las mismas opciones e interfaz gracias a ncurses

 

YaST (Administrador de sistema)

 

Sí, lo de antes pero ahora dedicado a hacerle la vida más fácil al usuario. Es asimismo una de las alabanzas típicas que se le hacen a SUSE/openSUSE, incluso por usuarios que nunca han llegado a probarlo realmente. Lo mejor de todo es que a pesar de que las cosas se ven similares, YaST ha mejorado mucho con el tiempo: es muy ligero (siempre se le ha acusado de lo contrario, aunque los usuarios habituales sabemos que tal cosa dejó de ser cierta hace bastantes versiones… Vamos, me atrevería a decir que desde el cambio a Qt4).

 

OS123 YaST 500x305 Lo mejor de openSUSE y en qué debería mejorar

 

Y si te falla la sesión gráfica… Exacto, ahí está YaST ncurses para salvar la situación. Nada es perfecto, claro, pero YaST sigue siendo insuperable en GNU/Linux; es ampliable con nuevos módulos, se desarrolla una -por ahora limitada- interfaz web… Algunas de las características que más gusto da tener a golpe de ratón son:

 

  • Gestión de repositorios
  • Configuración de periféricos
  • Configuración del cargador de arranque
  • Configuración de los servicios del sistema, sus niveles de ejecución
  • Cortafuegos
  • Gestión de usuarios y grupos

 

Con todo, YaST tiene sus inconvenientes. Uno que no suele gustarle al usuario con experiencia que llega de nuevas a openSUSE es el “despiece” que realiza el sistema con según qué archivos de configuración importantes, aunque la “escabechina” ha mejorado en los últimos tiempos. Otro es que con tanta interfaz gráfica acabas olvidando lo que habías aprendido en la consola…. Pero ¿de eso se trata? En fin, corramos un tupido velo y pasemos a hablar de:

 

Zypper y… sí, YaST (Gestión de software)

 

YaST se mantiene para mí como la mejor opción para instalar paquetes, y solo por su control de versiones según repositorios, lo prefiero a cualquier otro a la hora de instalar nuevo software. Al mismo tiempo y después de pasar por Urpmi, apt-get  o Pacman, Zypper es, aun con sus limitaciones, una forma cómoda, sencilla, potente y muy rápida de instalar y actualizar vía línea de comandos que no tiene nada que envidiarle a los anteriores, tal vez al revés (por lo menos en el caso de apt-get, que parece hacerse cada vez más lento conforme pasan los años).

 

En resumen, Zypper y YaST son razones suficientes como para no querer saber nada de Apper / PackageKit, por mucho que hayan mejorado en esta última versión. Es cierto, le hacen el papel al nuevo usuario -o al más comodón- en temas como el aviso de nuevas actualizaciones o la instalación archivos RPM de manera local, pero son prescindibles (con un zypper up o un zypper in cuando lo necesito voy sobrado).

 

Zypper Lo mejor de openSUSE y en qué debería mejorar

 

Hablando de software, openSUSE está muy bien servida. Cada vez mejor. No es necesario tener decenas de miles de paquetes en los repositorios para que no te falte de nada, o casi de nada.Y si echas en falta algo, es muy posible que la comunidad te lo brinde, todo a golpe de ratón gracias a la Búsqueda de paquetes en línea.

 

Un equilibrio que roza lo ideal…

 

… Entre software actualizado y estabilidad, cabría añadir. Es otra de las grandes bazas de Gecko. Sin llegar a los extremos de Debian o Fedora, openSUSE, salvo excepciones -como fueron sus versiones 11.3 o 12.1-, es un sistema confiable. No voy a hacer comparaciones negativas con otras distribuciones, porque GNU/Linux tiene una particularidad no compartida por otras plataformas: cuando adquieres experiencia y dejas atrás el distrohopping -¡aunque sea por un tiempo!- por haber encontrado el sitio en el que de verdad estás a gusto, ya te pueden contar El Señor de los Anillos, que no lo compras.

 

Por supuesto, openSUSE, al igual que cualquier otro conjunto de software, tiene margen de mejora. Por ejemplo, su calendario de lanzamientos y tiempo de soporte, entendiendo a openSUSE como un sistema que está hecho para trabajar (así lo entiendo yo), es deficiente. Con una versión anual y tres años de soporte recuperaría parte del terreno que le ha ganado Ubuntu y cía con sus LTS, pero no parece que vaya a pasar (sí, está Evergreen… y SLED, claro, pero en ningún caso es lo mismo).

 

Otro punto en el que podría mejorar openSUSE para con el nuevo usuario es en la accesibilidad a componentes adicionales tales como controladores o paquetes restringidos por temas de licencia. Hablo de cosas como introducir al usuario en la gestión de repositorios comunitarios sin que tenga que buscarse la vida. En esto se debería tomar ejemplo de Ubuntu, con matices, pues el ejemplo también vendría bien a la inversa con ostras cosas.

 

Concluyendo, os puedo decir con total seguridad que openSUSE 12.3 es la mejor versión que nunca ha tenido esta distribución (algo por otra parte bastante lógico, ya que todo el software que la compone va a mejor; lo contrario sería preocupante) y que se sitúa en el número uno de los lanzamientos ‘gnulinuxeros’ de este 2013, al que aún le queda mucho fuelle. Posiblemente sea superada por la propia openSUSE 13.1 (noviembre), pero yo tengo mis dudas. Hasta el momento, las versiones terminadas en uno no han sido como para enmarcar, aunque esta vez la historia es un poco diferente.

 

También sabemos que los años impares no son los mejores para Ubuntu, familia y derivadas, y Mageia necesita madurar un poco todavía (comprenderéis que no mencione a SolusOS, Manjaro o mucho menos Tanglu, como tampoco Arch Linux, Gentoo u otras del estilo; esta vez nos quedamos en el mainstream). ¿Cuál será entonces la valiente que le plante cara a Gecko este año? No hay… Ah, sí. Debian 7 😉

 

Fuente:  http://www.muylinux.com/2013/03/24/lo-mejor-de-opensuse-y-en-que-deberia-mejorar/

 

 

Imagen

Anuncios