Etiquetas

, , , , ,

Hace unos días que se anunció KLyDE, un proyecto que aprovechando la modularidad de KDE pretende dejar lo mínimo para disponer de un entorno de escritorio potente pero ligero, al estilo de un Xfce. ¿Lo han conseguido? Es pronto para hablar de hechos, pero ya se puede ir probando el invento.

 

 klyde 500x393Ya puedes probar Klyde, el KDE ultraligero

 

Tras unos días en la cocina los responsables del proyecto han liberado una imagen de prueba del que parece que pasa a llamarse Klyde. Lo han hecho a través de SUSE Studio, tomando a openSUSE 12.3 como base. Según indican en la página,”este es un proyecto para explotar la modularidad de KDE para construir un entorno de escritorio ligero al estilo de Xfce, pero que pueda ser ampliado según se necesite con características adicionales para tener un KDE completo“.

 

 

El trabajo del proyecto Klyde se centra en tres áreas principales:

 

  • Reducir la huella del escritorio por defecto dividiendo paquetes y haciendo que algunos componentes sean opcionales.
  • Acelerar el tiempo de arranque.
  • Simplificar la configuración instalando un número reducido de módulos de configuración y plugins por defecto y proporcionando interfaces de usuario sencillas con las opciones típicas de los escritorios ligeros.

 

Como habéis visto en la imagen de cabecera, he estado probando Minimal Klyde (Usuario: Tux; Contraseña: Linux) Virtualbox mediante y doy fe de que el apretón es importante, más allá de las cifras que muestra el administrador de tareas, que nunca son del todo fiables: nada de efectos de escritorio, Nepomuk, Akonadi y otros tantos elementos. Con 1 GB de RAM va ligerito, ligerito. Ahora, con 512 MB de RAM va lento como el caballo del malo (ojo, hablando siempre desde una máquina virtual).

 

Sin embargo, con esa reducción de componentes tan radical me sorprende un poco observar cómo hay tres piezas clave que para mí son imprescindibles pero que a muchos usuarios les sobran normalmente, que siguen activadas por defecto: KRunner, KWallet y Klipper. El primer caso puede ser el más justificable, además se ha reducido mucho el número de plugins activado por defecto. No obstante, conozco a muchos usuarios que no han utilizado el Alt+F2 en su vida, por lo que tal vez se podría prescindir de incluirlo por defecto, o al menos reducir aún más sus capacidades. En cuanto a KWallet y Klipper, más de lo mismo (¿acaso Ubuntu viene con Parcellite de manera predeterminada?).

 

Quitando esos tres elementos -que se pueden seguir instalando, como el resto- se conseguiría un poco más de margen. ¿El suficiente como para que Klyde se plante cara a cara con Xfce? Eso no lo sé, porque una cosa son las sensaciones y otras las cifras que arrojan los administradores de tareas. Por ejemplo, los 294 MB que veis en la imagen es el consumo en frío sobre una la máquina con 512 MB de RAM. Si le amplío la memoria a 1 GB, el consumo de Klyde aumenta.

 

En los próximos días volveremos a hablar muy seguramente de este tema -más que de Klyde, del consumo de memoria-, así que os animo a quienes probéis este y otros procedimientos (¿kubuntu-low-fat-settings?) a dejar vuestros comentarios, a ver si sacamos algo en claro.

 

Fuente: http://www.muylinux.com/2013/04/22/ya-puedes-probar-klyde-el-kde-ultraligero/

 

espejo-debian

Anuncios